Acceder Llévame esta noche de Miguel Gomes: Una historia de reencuentros y desencuentros - ABediciones
Por Marialejandra Díaz Vásquez

 

Usted no será un fantasma hasta que llore a sus muertos caminando por las calles de Salamanca…

 

Llévame esta noche fue publicada por primera vez en 2020. Su segunda edición (2022) estuvo a cargo de abediciones en una presentación sin fines de lucro cuyos beneficios están destinados al programa de becas de la UCAB. 

 

 

El autor, Miguel Gomes, es un escritor, profesor universitario, investigador y crítico literario venezolano, actualmente residente en Estados Unidos. Gomes estudió en la Universidad Central de Venezuela y en la Universidad de Coímbra, Portugal. En 2004 obtuvo el Premio Municipal de Narrativa de Caracas, y en 2010 y 2012 el primer lugar en el Concurso de Cuentos del diario El Nacional. 

 

Llévame esta noche es la historia de David de Sousa. Aunque completamente independiente de otras obras de Gomes, guarda un estrecho vínculo con su primera novela Retrato de un Caballero (2015), cuyo protagonista es Lucio Cavaliero.

 

Puede que seamos de vidrio, pero sería un desperdicio no arriesgarse a salir al ruedo y hacerse añicos en el intento. David de Sousa, Llévame esta noche de Miguel Gomes. 

 

Gomes ha publicado además diferentes colecciones de relatos, entre ellas Un fantasma portugués (2004), Viudos, sirenas y libertinos (2008) y Julieta en su castillo (2012). Como crítico, cuenta con varios volúmenes, artículos y ensayos publicados por revistas universitarias y literarias a nivel internacional. 

 

David de Sousa, profesor universitario en Estados Unidos egresado de la Universidad Central de Venezuela, se marchó del país a mediados de los años ochenta. Varias décadas más tarde, tras el fallecimiento de Hugo Chávez, regresa a Caracas para cuidar de Alice, su madre enferma. David se encuentra con lo que narra como -prácticamente- las ruinas de la Caracas que alguna vez vivió, en la que ahora reina la delincuencia y violencia, hijas de una crisis producto del régimen que gobierna el país desde hace varios años.  

 

Sin embargo, en Caracas también está la gente que David conocía. Su regreso permitió que durante la permanencia en el país experimentara la serie de vivencias que narra dirigidas a Lucio, que termina convirtiéndose en nosotros; todos los lectores. 

 

La novela se divide en tres capítulos, en los que se pueden identificar diferentes temas, en orden: enfermedad y muerte, duelo y hambre voraz y, finalmente, liberación

 

La muerte de su madre, la ausencia de su padre y aquella Caracas violenta, enferma y caótica con la que David se encuentra le recuerdan por qué no había regresado al país en tantos años.

“Cada regreso es más difícil” (…) “La enfermedad de mi madre me obligó a hacerlo”. 

 

La Caracas apocalíptica a través de los ojos de David de Sousa, es tan decadente como la salud de su madre y es un lugar donde la muerte se hace cotidiana, tal como ocurre en su propia vida, cuando después de Alice, fallecen también sus abuelos en Portugal. 

 

Esta imagen de Venezuela se repite varias veces durante la primera mitad del libro; es un lugar en el que se sobrevive, del que hay que huir. Lo advierte varias veces Enrique Boada, quien fue profesor de David, sus vecinos y amigos: Felipe, Emilia, Sofía. Incluso su esposa Helen, que lo esperaba en Estados Unidos. “Vete cuanto antes”. “Acá Belcebú fundó embajada”. “Venezuela is way too dangerous”. “Venezuela: cuatro sílabas, ninguna virtud.” 

 

El lenguaje comienza a cambiar en la otra mitad de la obra, el segundo capítulo es más ligero y cómico. Aunque se trata del duelo de David, en esos últimos días en Venezuela reflexiona sobre su matrimonio con Helen y las fallas en él, recuerda a los otros amores que tuvo; Raquel y Rebecca, y se añaden otros; Trivia y Desideria. 

 

Por eso Llévame esta noche es una historia de reencuentros y desencuentros. David se reúne nuevamente con la vida y las personas que había dejado atrás, y confirma lo que ya sabía; aunque había nacido en Venezuela nunca se sintió parte de ella. 

 

En el último capítulo de la obra, David se libera. Tras haber regresado a Estados Unidos su matrimonio con Helen se quiebra, y, renuente, firma los papeles de divorcio. A partir de allí, encuentra la libertad en estar solo; viaja, visita museos, se reúne con Lucio y volvemos al presente; Salamanca, la ciudad desde donde David cuenta esta historia.  

 

Quizá sea así en todos los lugares del mundo, indudablemente en varios países latinoamericanos, pero hay algo acerca de haber nacido en Venezuela. Es una marca. Para bien o para mal. En algunos es más notoria y otros parecen querer borrarla, pero lo cierto es que siempre estará allí, a flor de piel o en lo más profundo de cada uno de nosotros.

 

Llévame esta noche nos recuerda que, queramos o no, siempre hemos de volver a algún lugar o a alguna persona. Para David de Sousa fue Venezuela por un tiempo, y para el final de su historia, la mujer en la que de vez en cuando pensaba.

X
Cart
  • No products in the cart.