Acceder
Notice: Undefined offset: 1 in /var/www/clients/client0/web46/web/wp-content/themes/ucab-theme/functions.php on line 964
La lectura se volvió un oasis en medio de la cuarentena - ABediciones

por Bruno Berardi

 

 

En medio de la pandemia la lectura aumentó, en todas sus variables (físico, digital e, incluso, audiolibros) en todo el mundo, en especial en los estudiantes.

 

Desde que la pandemia inició en el 2020, el aislamiento en casa ha sido una situación estresante para muchas personas alrededor del mundo. Para vencer ese agobiante aburrimiento se han buscado toda clase de entretenimiento. Muchos optaron por ver maratones de películas y series en Netflix,pero otros retomaron, o mejoraron, el hábito de la lectura.   

 

¿Cuánto aumentaron los lectores? 

La FGEE (Federación del Gremio de Editores de España), publicó el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España para el 2020, el estudio muestra que el 68% de las personas leyó con frecuencia en 2020, un aumento del 18% desde las cifras en el 2019. Por otro lado se destacó que la lectura de libros por trabajo se redujo a 23,1%, alcanzando en 2019 un 27,5%.

 

En cuanto a la edad de los principales lectores, el tramo con mayor población se encuentra entre los estudiantes de 14 a los 24 años (73,8% de población lectora en tiempo libre). A partir de los 25 años se produjo una caída en los índices de lectura (64,2%). Y de igual forma con la población en edad superior a los 65 años (49,2%).

 

Los estudiantes son los que más han aprovechado la pandemia para leer por cualquier medio disponible en su tiempo libre, pues se calcula que el 85,7% de la población con estudios universitarios lo hace. El porcentaje baja hasta el 61,4% entre quienes cursan el bachillerato y el 39,6% de la población que solo ha cursado estudios primarios es lectora en tiempo libre, una cifra impresionante en relación a la edad y los estudios pasados.

 

Uno de los principales puntos a destacar es el aumento de los canales de compra para los libros digitales, e-books o los audiolibros. Un informe de la Fundación Telefónica en 2015 mostró que 6 de cada 10 personas prefieren leer en papel, y el aislamiento en casa no ha cambiado eso. La librería tradicional se mantiene como el principal canal de compra de lectura con un 71,1% de los compradores que eligieron este medio para la adquisición de algún ejemplar. Le sigue el internet (con las plataformas de compra y venta de libros y audiolibros), que fue elegido por el 38,4% de los compradores en alguna de sus adquisiciones.

 

Los libros digitales se han vuelto un medio accesible no solo como ocio, sino también como material educativo para las futuras generaciones, adaptándose a este medio y desplazando el papel a un ritmo alarmante. El 30,3% de la población de 14 años o más ya lee libros en formato digital al menos una vez al trimestre desde cualquier aparato; E-Reader y el ordenador son los dispositivos más utilizados, con un 12,6% y un 12,5% de lectores respectivamente. Un 10,1% lee libros en tablet y un 6,2% desde el teléfono.

 

Los libros se han vuelto una tendencia desde el 2020, algunos incluso desarrollaron emprendimientos y negocios a partir de ellos, los compradores de la población representan el 51,7% y esto demuestra un aumento del 1,3% con respecto al 2019. La tendencia también se extendió por e-mails , USB o a través de amigos y familiares, lo que demuestra que las estadísticas en relación a la popularidad de los libros digitales no es del todo precisa por los libros obtenidos gratuitamente, algunos incluso por medios cuestionables.

 

¿Qué se siente leer desde casa?

La lectura y el audiolibro han ayudado a una gran parte de la población a sobrellevar más de un año complicado, especialmente durante esas semanas radicales donde no podían salir en lo absoluto. Esta es la razón por la que aumentaron el número de horas de lectura semanales para la mayoría de los entrevistados en el Barómetro, mencionado anteriormente, a 7 horas y 25 minutos. En 2021 el hábito de la lectura vino para quedarse, se registraron en los primeros meses del año, un récord histórico de lectura por ocio con una medida de 8 horas y 25 minutos semanales. “El valor curativo del libro es indudable”, mencionó José Manuel Rodríguez Uribes durante la presentación del Barómetro.

 

La situación con el Covid-19 ha tenido un efecto estresante para todo el mundo, pero para la mayoría de la población la lectura se convirtió en uno de los pilares mentales positivos que aportaron: entretenimiento, desconexión, relajación, tranquilidad, ánimo, alegría, entusiasmo, ilusión, fuerza mental y seguridad. Es decir, la lectura fue el refugio que acogió a la humanidad en los días de encierro y soledad.

 

 

 

X
Cart
  • No products in the cart.