Acceder Feria del libro: una parte de la humanidad - ABediciones

Por Bruno Berardi

La feria del libro es un evento cultural que funciona como punto de encuentro entre los prestadores de productos editoriales y los lectores o compradores. Es considerado una de las oportunidades presenciales más grandes en el mundo editorial para generar lectores, gracias a la promoción y valoración de la literatura y el conocimiento. Muchos de los países con las ferias más famosas en el mundo, tales como Madrid o Argentina, consideran a este evento como un bien comunitario a favor de la cultura e historia que rompe los límites entre fronteras.

Este evento cultural se remonta a 1932 en Madrid. Se organizó como parte de los actos de la Semana Cervantina, del 23 al 29 de abril. Los puestos se conformaron con casetas de colores con altavoces que usaban las autoridades y los escritores en la iglesia de San Pascual para avivar la calle conocida como el Paseo de Recoletos. La idea fue repetida en los siguientes años hasta el estallido de la Guerra Civil creando una brecha que cierra en 1944. Tras retomar esta tradición, se decidió renombrarla como Feria Nacional del Libro.

Las ferias de libros en España y en Latinoamérica no son como las ferias de Londres o Fráncfort, exclusivas para profesionales en la materia. La Unesco argumentó: “Las ferias son espacios concentradores que reúnen a compradores y vendedores profesionales de forma periódica, durante un lapso acotado de tiempo (por ejemplo, una o dos semanas cada año o cada dos años) […]”.

La creación de las ferias del libro como industrias culturales por parte de las universidades en toda Latinoamérica fue un cambio radical para dichas instituciones ya que lograron generar una vinculación independiente entre el sector editorial productivo, el sector universitario y la sociedad.

 Uno de los puntos principales que tocan las ferias es la interacción con un público infantil. Esto fomenta encuentros agradables entre los libros y los niños lejos del marco de la escuela y la biblioteca, generando así un posible desarrollo del hábito de la lectura a una temprana edad.

La feria del libro no solo presenta los textos escritos. Su localización se convierte en un punto de atracción para aquellas personas que no son lectores con sus shows y charlas sobre cualquier tema de interés. Al final del evento, la feria busca convertir en amantes de la lectura a todos sus observadores. Hay diversos tipos de ferias cuya duración varía, pero todas tienen algo en común, una programación cultural con actividades dinámicas y divertidas. Al final la feria del libro puede ser definida como una fiesta, cuyo anfitrión son los libros.

En el caso de Venezuela se ha creado una gran variedad de ferias a partir de 1967, aunque muchas de ellas, lamentablemente, ya no se encuentran activas. La Cámara Venezolana inició su primera edición en el Palacio de las Industrias, en ese momento se generaron muchos tipos de ferias a lo largo del país: La Feria Internacional del Libro de Venezuela (Filven), la Feria del Libro de Caracas, El Salón del Libro en la Universidad Metropolitana, la Feria Internacional del Libro de la Universidad de Carabobo y la Feria del Libro del Oeste de Caracas en la UCAB.

Ahora más que nunca las ferias del libro se han vuelto uno de los puntos de contacto presencial para difundir la cultura a una escala que excede a las librerías o las bibliotecas. Si bien están relacionadas con las artes literarias, sus espacios son escenario de otras artes como la pintura, la música y artesanía, contribuyendo a la difusión del patrimonio cultural de la comunidad y a la conservación de su identidad.    

X
Cart
  • No products in the cart.